PENTAX K-7
 
Toma de Contacto

 



                                                                        
INTRODUCCIÓN            
                                             7 de Septiembre de 2.009



A mediados del mes de Mayo del presente, pasados quince meses después de la presentación de la K20D, Pentax anunció  esta nueva K-7. Con este nuevo producto el fabricante ha implementado importantes mejoras fotográficas respecto al modelo anterior. Ha rediseñado de forma apreciable la estética y volúmenes del cuerpo sumándose a la "moda" generalizada de grabación de video.

En este año y medio de tiempo el procesado global de la imagen ha mejorado de forma ostensible, esto es un hecho. Quizás sea el factor que en principio salte menos a la vista ya que la resolución total permanece igual a la de su antecesora. Mantener la "cabeza fría" en el tema de escalar más en resolución lo encuentro acertado.

En esta K-7 además de mejorar el motor que procesa un archivo de 14 Mpx., veo un giro importante de concepto funcional y hasta de imagen. Veo un cambio hacia una reducción del volumen del producto. Un producto de líneas más limpias y rectangulares, con una geometría asimétrica que cede gran parte del espacio a la empuñadura. Con este restiling, según mi modo de ver, Pentax quiere rejuvenecer su máquina más relevante, quizás para intentar conectar más con segmentos de clientes más jóvenes. Esta K-7 la veo menos clásica que los modelos anteriores.

Pentax ha introducido en esta K-7 mejoras operativas importantes que tienen un coste apreciable por cada unidad producida, como las más importantes figuran:

- 11 puntos de enfoque más expandidos
- Visor con cobertura del 100% de la captura.
- Nuevo módulo de medición de 77 zonas.
- Chasis y carrocería de aleación de magnesio y acero.
- Cadencia de ráfaga de 3 a 5,2 f.p.s.
- Pantalla TFT de 3" y 920.000 px. (VGA)

Estas mejoras predisponen a pensar en una cámara rápida y potente. Por el camino han quedado pendientes por hacer mejoras operativas especialmente en la "zona" de gestión de enfoque y base de la cámara. El posible handicap de su operatividad en la selección de foco, de enfoque por zonas, etc... viene compensado por modos de disparo más personalizados o automáticos. Entreveo en estos modos y/o ayudas otro guiño a usuarios más Juniors o recién llegados al sector.

Junto con mejoras de enfoque en la función de visión directa, en esta K-7 se introduce la grabación de video seguramente empujada por el entorno. Al que no le guste la función, pues con no usarla se acabó el problema. Si se ha mejorado el sistema de limpieza, refrigeración del sensor y asilamientos de conductores para soportar esta función la mejora también favorecerá su uso en fotografía. Lo cierto es que los fabricantes que están implementando esta función en las nuevas DSLRs pienso que lo hacen más poniendo la vista en las ventas a usuarios de video que hasta ahora no tenían cámaras de este tipo que en los habituales de fotografía. Estas cámaras les abren la posibilidad a los usuarios de video de crear nuevos efectos ópticos, de aumentar la calidad de los archivos, de usar un enorme parque de zooms y objetivos a los que hasta la fecha no tenían acceso ni lo hubieran tenido. Objetivos macro, descentrables, ultra-angulares, etc...

Hasta que punto van a convivir estas dos disciplinas de captura y procesado de la imagen en estos equipos. En estas máquinas que nacieron, se diseñaron y se han desarrollado dentro del concepto de imagen estática. El tiempo nos lo dirá.